Patinete electrico

El patinete electrico. ¿Lo sabes todo sobre él? En el mundo de hoy, que avanza tan rápido y que, en ocasiones, parece que no somos capaces de seguirle la pista, ha aparecido un nuevo elemento que, quizá, ya hayas empezado a ver por tu ciudad. Se trata del patinete electrico, que, en los últimos tiempos, ha proliferado tanto en cantidad como en variedad.

¿Qué es un patinete electrico?

Lo primero que convendría aclarar es que el término “patinete electrico” se utiliza para hablar de una gran cantidad de ingenios e inventos que no necesariamente tienen la apariencia de un patinete. Sin embargo, por convención y por comodidad, se ha venido a llamar así a toda una amplia gama de productos de la que hablaremos hoy.

En cierto sentido, se entiende por patinete eléctrico todo aquel aparato que, propulsado con energía eléctrica (sea almacenada en sus baterías o recibida en el momento por la luz solar), permite al usuario moverse con comodidad.

Por supuesto, dentro de esa definición podrían caber una gran cantidad de elementos que no son patinetes (algo que ya hemos dicho), por lo que, si quieres acotarlo un poco más, también podríamos decir que estos patinetes eléctricos están especialmente pensados para circular por la ciudad.

Esto se debe a que, por sus características, tienen complicaciones para circular por suelos que no estén debidamente pavimentados y, aunque hay algunas excepciones, lo cierto es que la inmensa mayoría solo funcionan correctamente en las ciudades.

No obstante, como somos conscientes de que esta definición no termina de ajustarse demasiado a la realidad de los patinetes electricos a día de hoy, vamos a hacer una breve revisión a los diferentes modelos que hay actualmente circulando por las calles.

¿Qué tipos de patinete eléctrico existen?

A continuación, y con el objetivo de ofrecer una mejor explicación de lo que es y no es un patinete eléctrico (entendido como lo estamos entendiendo en este artículo), te mostramos algunos de los modelos más conocidos.

Patinete electrico

Podríamos considerar que este es el patinete eléctrico típico, el que mejor se ajusta a la idea de patinete que tenemos en la mente, y al que se le ha añadido la capacidad de circular gracias a un pequeño motor eléctrico.

Este patinete suele ser sencillo de utilizar, fácil de transportar, y disimulado. Es decir, no ocupa demasiado y no destaca. Hasta cierto punto, se parece bastante a un patinete normal, por lo que no te mirarán como a un bicho raro por circular con él.

Patinete electrico

Existen numerosas marcas comercializando este tipo de patinete eléctrico, y, por supuesto, una gran cantidad de modelos, que hacen que el precio oscile en una horquilla bastante amplia, siendo posible encontrarlos desde los más baratos a los más caros.

Monociclos eléctricos

El monociclo eléctrico es, como su nombre indica, un vehículo de una sola rueda. Podría parecer que es difícil de controlar, porque, al fin y al cabo, no es sencillo circular en un monociclo normal.

Monociclo Electrico

Sin embargo, los monociclos eléctricos, como sucede con los biciclos eléctricos, tienen esa connotación de “inteligentes” y son capaces de entender la posición de tu cuerpo para responder de forma eficaz, facilitando su utilización.

Estos monociclos pueden encontrarse con o sin manillar (en el caso de tener una versión con manillar, por supuesto, es más fácil de manejarlo), y, como sucede en el caso anterior, actualmente son algo caros, aunque no es raro ver alguno por las grandes capitales.

Segway

Por último, tenemos el Segway. Utilizar el término Segway tampoco es plenamente correcto, ya que es el nombre de una marca. Sin embargo, es más cómodo a efectos ilustrativos, porque la gente conoce este aparato por ese nombre.

segway

No obstante, antes de explicar el aparato, conviene tener claro que Segway es el nombre de la marca que fabrica este y otros patinetes eléctricos. Por ejemplo, Segway no solo fabrica el patinete eléctrico que vamos a explicar ahora, sino que también hace biciclos.

Aclarado esto, podemos explicar el Segway, aunque no requiere mucha explicación, ya que es uno de los más conocidos que hay en el mercado. Se trata de un biciclo, con dos ruedas y una plataforma, y un manillar que sube hasta la altura de la cintura o un poco más.

Este patinete eléctrico es, nuevamente, inteligente, y entiende cómo se está inclinando el cuerpo para llevar a cabo los movimientos. Así, si te inclinas hacia adelante, consigues un movimiento hacia adelante, y lo mismo si lo haces hacia atrás.

Este es, probablemente, el patinete eléctrico más conocido entre los nuevos, y lo habrás visto en más de un centro comercial, en exposiciones de arte, en circuitos turísticos, etc.

Como anécdota, señalar que se dice que su creador se mató utilizando uno de estos aparatos. Es falso. Quien se mató fue el dueño de la empresa, no el inventor. No reviste gran importancia, pero siempre viene bien aportar esta información adicional.

Triciclo eléctrico

Por otro lado, tenemos el triciclo eléctrico. Este es, junto al triciclo eléctrico pesado, el tipo de patinete eléctrico más conocido y antiguo. La razón de esto es que, en origen, sirvió para que personas con discapacidad pudieran moverse cómodamente.

triciclo eléctrico

No obstante, conviene señalar que, en la actualidad, esa labor ha quedado reservada para los triciclos eléctricos pesados. De hecho, es probable que, en alguna ocasión, hayas visto a algunas personas con obesidad o algún problema físico yendo en un triciclo eléctrico pesado.

Los triciclos eléctricos normales, en cambio, han quedado reservados, sobre todo, para los más jóvenes. No es tan frecuente que los adolescentes y adultos sanos utilicen triciclos eléctricos, ya que son mucho más sencillos e interesantes de utilizar algunos otros modelos.

En este sentido, al ser un nicho algo más pequeño, conviene señalar que no hay tantas marcas especializadas en fabricar este tipo de patinete eléctrico, y, en consecuencia, la variedad de precios no es tan elevada como en el caso anterior.

Por último, convendría señalar que, aunque existen algunos modelos cuyas ruedas traseras están tan juntas que parece que solo tenga dos ruedas, todos tienen tres, lo que aporta una buena estabilidad en la conducción.

Triciclo eléctrico pesado

Del triciclo eléctrico pesado ya hemos hablado en el apartado anterior un poco. Actualmente, están reservados, sobre todo, a las personas con sobrepeso o algún tipo de discapacidad física.

Triciclo eléctrico pesado

Es por ello que, por lo general, tienen el privilegio de poder circular por algunas vías a las que los demás patinetes eléctricos no tienen permitido entrar (siempre que el ayuntamiento les dé una licencia para hacerlo).

Además, estos triciclos, como el nombre indica, son pesados. El tamaño también es sensiblemente mayor al de los triciclos normales, y el tiempo de carga también es notablemente superior, porque tienen que tener una mayor fuerza.

Bicicletas eléctricas

Y, ahora, entramos en los patinetes eléctricos más novedosos, que no son exactamente patinetes, pero que reciben este nombre porque cumplen, más o menos, las mismas funciones.

Bicicletas electricas

En el caso de las bicicletas eléctricas, encontramos diferentes marcas que fabrican una especie de patinete formado por dos ruedas y una plataforma, a la que podemos subir para empezar a movernos.

Estos patinetes eléctricos no tienen manillar, y están constituidos, única y exclusivamente, por la plataforma y las ruedas. Es por ello que se les considera patinetes eléctricos inteligentes, ya que comprenden el movimiento del cuerpo y actúan en consecuencia.

En los últimos tiempos se han puesto bastante de moda, y ya es habitual verlos en algunas ciudades, aunque, la verdad, son bastante novedosos y su precio es relativamente alto en estos momentos.

¿Por qué están teniendo tanto éxito?

La pregunta acerca de por qué están teniendo tanto éxito los patinetes online, no es sencilla de responder. Al fin y al cabo, en nuestras sociedades, cuando algo se pone de moda, no suele ser fácil identificar el porqué.

Simplemente, se ponen de moda, y se adquieren en masa.

Sin embargo, sí podemos encontrar algunas razones de peso para comprender el porqué de que esto haya sucedido. Esto no significa que estas sean las razones que explican el auge, pero sí que pueden ser un factor a tener en cuenta.

El primero de los elementos a tener en cuenta es que se ha conseguido abaratar el precio notablemente. Los patinetes electricos no son algo de ayer. Llevan ya un tiempo disponibles, pero no eran baratos. Hoy, los puede adquirir una gran cantidad de la población.

El otro aspecto, es que permite evitar el tráfico, que cada vez es mayor en las ciudades, sin necesidad de acudir a la bicicleta, que, al fin y al cabo, siempre supone un esfuerzo por parte del usuario.

Y, por último… ¡Porque es divertidísimo! Al fin y al cabo, este es un “juguete” que, además de llevarte de un lugar a otro, permite que te lo pases bien.

Patinete Eléctrico

¿Cuál es el más adecuado para mí?

Vistos cuáles son los patinetes electricos disponibles en el mercado, la pregunta que cualquiera que esté interesado en uno de ellos se plantea es: ¿Cuál es el más conveniente para mí? ¿Me sirve cualquiera de ellos o hay alguno que me irá mejor?

En este caso, vamos a dejar a un lado la posibilidad de que sufras obesidad o algún problema físico, porque, en esos casos, necesitas un triciclo eléctrico pesado, pero será tu propio médico quien te informe de ello.

Vamos a centrarnos en el caso de que seas una persona sana y estés pensando en qué patinete electrico comprar.

¿Qué factores debes tener en cuenta a la hora de comprar cualquier tipo de patinete?

Fundamentalmente, existen tres factores a tener en cuenta a la hora de comprar un patinete eléctrico, sea cual sea el tipo de patinete en el que estés interesado:

  1. Autonomía: La autonomía es la distancia que puede recorrer el patinete antes de necesitar una carga adicional. La autonomía viene determinada por la combinación entre la capacidad de la batería y la potencia del motor. No obstante, aunque la forma más útil de medir la autonomía es en virtud de los kilómetros recorridos, lo cierto es que la medición suele hacerse en minutos. Por lo general, la mayoría de los patinetes electricos ofrecen una autonomía de unos 45 minutos.
  2. Velocidad: La velocidad es otro factor a la hora de tener en cuenta. Por lo general, para un niño, una velocidad de 16 km/h puede estar muy bien, pero, en el caso de los adultos, puede que se prefiera una velocidad algo más alta, de, por ejemplo, 25 km/h. A partir de ahí, una mayor velocidad puede llegar a ser peligrosa (recuerda que estos vehículos no es que aporten una gran seguridad o protección al usuario).
  3. Peso: Por último, hay que tener en cuenta otro aspecto importante, que es el peso. Al fin y al cabo, aunque estos patinetes están pensados para moverte por comodidad por la ciudad, no buscan ser una bicicleta y, mucho menos, una moto. Por ello, es preferible que el peso total del aparato no supere los 10 kg, en ninguno de los casos (a excepción, obviamente, del triciclo pesado, el Seagway, y, quizá, el triciclo normal).

Al final, todo depende de tus gustos

Aclarado lo anterior, que te servirá para decidirte por las distintas marcas y modelos, falta algo todavía más importante, que es qué tipo de patinete es el más adecuado para ti. Esta respuesta no es fácil.

Lo cierto es que el mejor patinete, depende, fundamentalmente, de tus gustos personales. Si te gusta un patinete de estilo clásico, lo mejor es que optes por el más tradicional. Sin embargo, si te gustan los biciclos, deberías ir a por ellos.

No es demasiado importante qué patinete eléctrico se elija, ya que todos cumplen efectivamente con su objetivo. Lo realmente importante es que, una vez elijas el tipo de patinete que quieras, seas capaz de elegir la mejor opción entre los diferentes modelos, siguiendo los tres criterios que acabamos de mencionar.

¿Es solo una oportunidad para pasárselo bien?

¡En absoluto!

El auge de los patinetes electricos ofrece una gran cantidad de oportunidades que no solo tienen que ver con el hecho de pasarlo bien, sino que puede servirte para montar tu propio negocio, aprovechando que es un mercado poco explorado por el momento.

A continuación, te mostramos un par de ideas que pueden ayudarte a ver lo interesante que pueden ser estos patinetes en el mundo de los negocios:

Turismo

El primero de los sectores en el que puede ser interesante introducirse para montar un negocio, es el del turismo. Al fin y al cabo, ya se está haciendo con los Seagways de gran tamaño, y no hay razón para pensar que no sea aplicable en otro sentido.

Dentro de este segmento, hay diferentes oportunidades. Alquilar los patinetes eléctricos a diferentes empresas que realicen actividades turísticas o dedicarte a alquilarlos tú personalmente para que se utilicen por la ciudad, son dos de las posibles oportunidades.

Si vives en una ciudad turística, perfectamente podrías ofrecer este servicio, y que los turistas paguen por el uso del aparato.

Como sucede con todo, esto tiene sus riesgos, ya que podrían producirse robos, pero puede solucionarse con algún chip GPS en su interior, y demás sistemas que ahora mismo no es necesario explicar, ya que solo estamos dando algunas ideas de negocio.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Patinete Electrico
Author Rating
5